Fuente foto: Amazon

Jorge Masetti ha plasmado desde su perspectiva vívida un imprescindible retrato de la sociedad cubana bajo el monopolio de poder del Gobierno cubano.  Mejor, bajo el mandato de Fidel.

Todos los cubanos deben leer este libro para que se entienda, y de paso se haga justicia, el juicio de juguete que le hicieron a Ochoa y a los hermanos de la Guardia.

Terminé el libro y sentí inmenso dolor. Muchas veces, uno ya ha leído cosas que parecían increíbles que Fidel hubiese hecho, pero esto supera todo lo que uno no es capaz de imaginar. ¿Cómo el presidente de un país puede ser tan despreciable con su gente? ¿Cómo alguien, que se erige en el salvaguarda de los ideales más puros del ser humano, puede haber hecho lo que hizo Fidel? Es sencillamente, repugnante.

Mientras avanzaba en la lectura iba creciendo mi indignación, mi ira contenida y solapada de años, iba comparando fechas, intentando recordar, además de lo que contaba Masetti, otras cosas, otras medidas del gobierno, otras decisiones que inevitablemente influyeron en mi vida. ¿Cómo nos engañaron? ¿Cómo a pesar de ello, a pesar de que cada vez se descubren más fechorías de ese sistema tan mafioso, la gente no ve? Y siguen apoyando, haciendo el juego no de la doble moral, sino de la infinita desdoblada moral.

¡Increíble!