¿Cómo es posible que haya gente en el mundo que aún aceptan “y atestiguan” que existe Democracia en Venezuela?

¿Cómo puede existir Democracia si una vez en el poder haces lo imposible porque las próximas elecciones ganes tú, siempre, siempre, y siempre, trucando las bases y las leyes que te hicieron ganar?

Desde que el Chavismo tuvo sus segundas elecciones ha utilizado la potencia del Estado para perpetuarse, como harían los tristemente célebres Hermanos Castros en Cuba por 55 años.

Así lo recogen unos textos del mundo.es

“No cabe ninguna duda de que así será”, vaticina para EL MUNDO José Ignacio Hernández, doctor en Derecho y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV). “El oficialismo puede sesionar hasta el 15 de este mes, pero en la práctica van a legislar hasta el día antes. Casi un mes para dictar leyes que perturben a la nueva mayoría. Maduro tiene la posibilidad de pedir una prórroga para la actual Ley Habilitante, que vence el 31 de diciembre, o incluso una nueva por hasta tres años”, añade el jurista”.

El concepto de “Ley Habilitante” en Venezuela es un truco sórdido antidemocrático. Con la mayoría absoluta en el Parlamento, el Maduro en cuestión, puede habilitar leyes y prórrogas de Poder por encima de la voluntad popular, aunque hayan perdido las elecciones. ¡Increíble!

Hay que añadir que por mucho tiempo los bolivarianos han debilitado a la oposición con cárcel o directamente asesinatos. Más que demostrable allá en Carcas, pero imposible de demostrar porque el 80% de los Jueces son puestos a dedos por el régimen.

Y para poner jueces a dedo ejecutan la “Jubilación forzosa de los Jueces” por lo que quedan sillas vacías. Dice el mundo.es

“Crean un Supremo faraónico con 32 magistrados que no se justifican, acortan el periodo de servicio de forma absurda y jubilan antes de tiempo. La jubilación ha sido utilizada sistemáticamente en el Poder Judicial por el régimen para disponer designaciones de jueces a conveniencia”, ha denunciado Blanca Rosa Marmol, ex magistrada que fue apartada del TSJ de forma muy parecida.

¿Qué pensarías si en España el gobierno de turno pusiese con dinero público todo un entramado de transportación, motos, trenes, autobuses, para movilizar a todos, hasta el perro, para que fuesen a votar el día de las elecciones?

Pues eso lo hacen Cuba, desde siempre, y también en Venezuela.

Personas afines a la Democracia podrida integran grupos que buscan de uno en uno a todos los que deben votar, y los llevan en volandas. Gente que cree en la Cuba Madura por convencimiento, gente que cree en Maduro el cubano porque le premian con un bocadillo, de ahí provocar una escasez de alimentos, medicinas, lo más básico, a exprofeso, para luego comprar a la gente con una moneda muy triste: el hambre.

Venezuela. Luchad ahora, o nunca. Lo primero es lo primero, ganar al Maduro Podrido en su propio charco de mierda electoral.

Luego, ya veremos.