Bienvenida la ira y la mofa
si me hacen viajar al subconciente de la poesía
y reencontrar a mis personajes sexys
del más acá

reencontrar a una Habana olvidada
que no extinta
habitando como polvo gris en mi cabeza
húerfana
de patria

en una vida anterior decía
del más allá
como el carajo – la frontera del infinito –
el culo mismo de lo más recóndito
con aroma de aguacate y guayaba
del árbol mismo

– y me veo trepando en Dos Bocas
los árboles gigantes de mis abuelos
aplastando monedas en las vías del tren
caminando la montaña en busca de serpientes…

bienvenida pues la imbecilidad y la fragilidad
cocinadas en una Termomix
de manera que un día descongelado -como muchos-
comamos pastel de idiotas
frente a una tele de 50 pulgadas
de Grey

y así
el ciclo de la vida

esta vida que flota por encima de otras vidas
que ven telecinco

esta vida de consumo, consumida en la rutina
en la descripción vívida de una experiencia
que nunca sucede

Vuelve el poeta
aún no sé para qué

28.12.16