Con este título irreverente para alguien que fue irreverente con los cubanos comienzo a escribir este post. Ahora que Fidel pasará al cenicero, como Cohíba, hojas y hojas cremadas de la historia reciente de Cuba, secretas, por juzgar.

Cada cuál analiza su punto de vista, su relación con la figura desfigurante de Fidel Castro, según el sitio en el que vive, según su influencia política, su contacto en alguna determinada esfera con Cuba, y según el cuento chino que le contaron cuando niño.

¿Qué es verdad de todo lo que se dice hoy, se dijo, se dirá? ¿Qué hay de cierto en los sesudos de la tele que hablan en torno a una mesa respecto a los cubanos, Cuba, y el endiablado Fidel?

Los que me conocen saben lo que pienso. Pero te lo voy a explicar.

Obviamente miraba la tele un día como ayer, histórico, todas las cadenas a la vez de España, saltando de una a otra intentando captar la visión que se daba del querido asesino Fidel. Y estas son mis conclusiones.

Primero. El hombre de Podemos que intervino en la Sexta hablando en Al Rojo Vivo y luego en la Sexta Noche (no recuerdo su nombre) es alguien que debería pasar al menos 3 meses en Cuba viviendo como lo hace un cubano. Eso significa, vivir si euros, ni el suficiente dinero en pesos cubanos. Por lo menos para que sienta la asfixia económica ya que, como vemos, parlotean en el mismo dial del Estado cubano, y en política no se moverán una coma.

Sangraban mis oídos cuando el hombre que Puede (ya sabes) dice que le deslumbró un cartel en la Habana que decía que hay niños en el mundo sin escuela o sin zapatos, ni recuerdo ya el slogan, y que “ninguno era cubano”. Eso, dice, le impactó.

¿Pero qué cerebro adulto se deja engañar de esa manera? ¿Cómo puede ser que alguien crea en una frase categórica, al estilo de Fidel con su dedo amenazante, como si fuese un hecho tan cierto que no admite objeción?

El mito de la educación cubana.

¿Fidel facilitó, enseñó, formó, a todos los cubanos en las profesiones que quisiesen? Sí. ¿Eso lo erige como el paradigma de la educación universal? No.

Si además de fusilar, matar, mentir, dopar, traficar, no enseña a la población gratis, apaga y vámonos. Hoy estaría el mundo entero, crucificándolo, y la gente de Podemos buscando otro discurso.

¿Soy Ingeniero Industrial gracias a Fidel, como dicen muchos que le debemos eso al Coma Andante (que ha pasado a punto y final)? No.

Tengo una carrera gracias a mis padres que creyeron que era lo mejor, y además, podía. Pero nadie puede decir que está formado en la Universidad cubana gracias a Fidel, porque sencillamente no había ni hay otra alternativa de estudio.

Algo sucede “gracias a algo” porque existe otro camino, que de no ser así, fuese de otra manera. Por tanto, nadie es Médico gracias a Fidel. Uno es Médico gracias a sí mismo que estudió lo suficiente.

Además, ¿es justo decir que la Educación en Cuba es gratuita y muy buena cuando el adoctrinamiento y comida de coco en las escuelas es permanente? ¿Es justo decir que la educación en Cuba ha sido algo bueno cuando justo eso a creado una población zombi, sin libertades democráticas, sin opción a criticar al Estado so pena de expulsión de la Universidad?

Sr. de Podemos. ¿Esa formación es la que quiere para España?

Si volvemos al cartel tan emotivo y categórico de que ningún niño cubano está sin zapatos, o algo parecido. Invito a los que viajen a Cuba a pasar un fin de semana en los campos de Cuba, lejos de las ciudades. Vas a ver lo que es pobreza. Quizás tengan zapatos, pero no tienen juguetes, ni agua, ni luz.

Si volvemos al cartel, quizás Fidel es tan bueno y caritativo que alimenta, forma, y da zapatos a los niños. Pero a cambio, nadie puede opinar en contra de lo que hace el Estado, ni publicar, ni hablar, ni organizarse en grupos sin el visto bueno del Gobierno. Si esto no es un chantaje en toda regla que venga el de Podemos, a ver qué puede decir al respecto.

Amigos míos en la Habana han sido golpeados por el Estado en plena calle por organizarse en alternativas al Gobierno, por opinar, por pensar cosas distintas de lo establecido. Han sido arrestados y encarcelados sin un mínimo de justicia coherente ya que la Justicia en Cuba no existe. Las leyes funcionan como reglas de matones a sueldo.

Pero no protestes porque Fidel te da zapatos, formación, y casi te alimenta.

Política Internacional.

Yo mismo he criticado al Sr. Exministro Margallo cuando visitó Cuba en ocasiones y no se entrevistó con la disidencia, al menos de manera pública y por tanto como noticia en su momento. Pero he de reconocer que ayer en la tele daba gusto oír lo que decía, quizás porque ya nada le ata al gobierno español, o porque lo que decía ya se podía decir, muerto el otro.

Un hombre como Margallo que ha estado en el ajo mucho tiempo, sabe cosas muy interesantes acerca de Cuba y sus vericuetos internacionales, como que la extinta URSS tenía una tubería de dólares directa a la Habana, como muchos otros países y empresas internacionales.

¿Pero qué hizo Fidel con tanto dinero? Desde luego, no era precisamente para mejorar la vida de los cubanos, sino para influir en el mundo, con los cubanos de cobayas y rehenes de sus locuras geopolíticas. De ahí que en los 80 se metiese en las guerras de África, y como es sabido, contribuyó a la eliminación del Apartheid. Angola, por ejemplo. Las Guerrillas latinoamericanas, por ejemplo. Y todo esto es público, sólo debes leer los libros de los que estuvieron en primera fila de esos años, y se salieron.

El hombre de Podemos se llenaba la boca de repetir que España contribuyó negativamente en la Guerra de Irak, y murieron muchos españoles que no pintaban nada allí. Estoy de acuerdo. Contribuir a una guerra siempre es lo peor que puede hacer un país.

Pero el hombre de Podemos no dijo nada de las guerras cubanas, ni los cubanos que murieron, y que tampoco pintaban nada en África, ni en América Latina. Entonces la pregunta es: ¿qué causa justifica por noble que sea que otros que no pintan nada mueran?

O sea, Fidel Castro era el personaje noble, altruista, que puso a sus cubanos a combatir contra el racismo en África. Es decir, que Fidel tomó a los cubanos en puñados y los echó a la hoguera en nombre de su ideal noble contra el racismo, una guerra, varias guerras, y empobreciendo a un país entero. ¿Eso es lógico?

¿Fue así? ¿O como dicen muchos libros al final todo es un trueque económico? Te doy de África petróleo, diamante, oro, y tú combates contra estos que me tienen loco.

Además, por si no ha quedado claro. Fidel Castro hizo la guerra, las guerras, como todo en Cuba, sin preguntar a la población, sin una democracia real de participación. Siempre lo hizo todo con la absoluta impunidad del perro jefe de la perrera.

Ya que el de Podemos es tan listo, podría decir uniendo frases, que precisamente la URSS fue la que exterminó el Apartheid.

El Periodista Vicente Botín

De los pocos que pasaron por la tele y hablaron con propiedad sobre Cuba, el periodista de TVE (en su momento) Vicente Botín, quién vivió largas temporadas en Cuba para hacer su trabajo.

Desconozco hasta qué punto un periodista está obligado o no por su trabajo a raspar la médula de los problemas, pero desde luego, Vicente Botín hablaba como un cubano, con conocimiento pleno de la vida cubana a pie de calle. De hecho, ha escrito varios libros sobre el tema.

En resumen, no se debe hablar ligeramente sobre Cuba porque no es fácil, y es tan enrevesado todo que la única manera de entenderlo es vivir una temporada allá al estilo cubano.

Así que los que piensan que Cuba es feliz, como algunos de Podemos y la Izquierda española más a la izquierda, que no sueñen y vivan en Cuba como un cubano.

Es que esa idea falaz de que Cuba y los cubanos son felices, porque siempre están riendo y hay música y fiesta por todos lados, es como decir que los ignorantes son felices porque no saben lo que se les viene encima, como si la ceguera fuese algo positivo, como si ser dirigido como una marioneta sin voz ni voto fuese positivo.

Yo diría que precisamente estar riendo y de fiestas cada vez que se pueda, es precisamente para hacernos la miserable vida cubana más potable, significa ponernos una máscara a conciencia de que aquí no pasa nada, y a resolver (término cubano de supervivencia).

Y ya que no podemos hacer nada, vamos a reírnos de quién estiró la pata.